Autos usados Costa Rica - BuscomiCarro

Que el verano no dañe su vehículo

24-02-2017 | Por Ana Yancy Flores Montenegro
Etiquetas:

Las altas temperaturas de la época ocasionan que el motor pierda potencia. Otros componentes del vehículo también se pueden ver afectados

Foto con fines ilustrativos

La llegada de la estación seca al país y, con ello de las altas temperaturas, puede afectar el correcto funcionamiento de su carro. Por eso, al igual que en la época de lluvias, durante el verano a los vehículos se les debe dar cierto mantenimiento.

El motor del vehículo, así como el sistema de aire acondicionado son de los componentes que más suelen verse afectados por las altas temperaturas. Otras partes a las que se les debe prestar atención son el sistema de frenado y los neumáticos.

Menor potencia en el motor.

Las altas temperaturas suelen restarle potencia al motor.

Según explica Randall Argüello, mecánico de AutoPits, tanto los motores diésel como gasolina necesitan introducir aire a los cilindros para quemar combustible. Sin embargo, cuando las temperaturas son elevadas, la cantidad de oxígeno que recibe es menor, lo que ocasiona que la mezcla no se queme fácilmente y el rendimiento del motor decae.

Es muy probable que cuando en el exterior la temperatura alcanza los 35ºC, se lleguen a perder unos cinco caballos de fuerza o más, dependiendo del estado del motor, por lo que se hace notorio una pérdida de potencia y, con ello, mayor consumo de combustible”, añade Argüello.

El mantenimiento preventivo es el mejor aliado para contrarrestar la pérdida de potencia. Verifique que el filtro de aire del motor no se encuentre sucio ni obstruído.

Además, es necesario efectuar cambios periódicos del líquido refrigerante (coolant) para que el sistema de enfriamiento funcione adecuadamente.

Evite las fugas del aire acondicionado.

Durante el verano el uso de aire acondicionado aumenta y no siempre se encuentra en óptimas condiciones.

Además de no enfriar lo suficiente, el mal funcionamiento del dispositivo podría generar sobrecalentamiento en el motor y desperfectos en otros componentes.

Para que esto no suceda, es necesario darle mantenimiento aproximadamente cada seis meses o cada 15.000 kilómetros, explica Néstor Sánchez, de Car Cool, establecimiento especializado en aires acondicionados para carros.

Entre los aspectos a revisar del sistema de aire acondicionado están que el condensador no esté dañado, ya que esto podría generar fallas en el compresor.

Además, se debe verificar el estado del filtro de cabina, puesto que esto podría ocasionar fugas en el evaporador y, por ende, menos potencia del aire acondicionado y mayor consumo de combustible.

Sobrecalentamiento de los frenos.

El sistema de frenado también se ve afectado por las altas temperaturas en el ambiente.

Por su funcionamiento habitual, las pastillas de freno siempre rozan contra el disco, lo que genera calor. En la época seca, esta acción propicia temperaturas más altas aún. El sobrecalentamiento disminuye el poder de frenado y aminora la vida útil del líquido de frenos, explica el experto de AutoPits.

Lo conveniente, en estos casos, es revisar periódicamente el estado del líquido de frenos y, de ser necesario, sustituirlo.

En cuanto a hábitos de manejo, la compresión se vuelve especialmente indispensable cuando el vehículo está sometido a altas temperaturas. Esto no solo le ayudará a frenar mejor, también evitará que los discos de freno se deformen.

Deformación de neumáticos.

Las llantas, el principal contacto del vehículo con el pavimento, alcanzan también altas temperaturas si el ambiente está caliente. Esta condición empeora cuando se circula en autopistas a alta velocidad o durante los congestionamientos.

Si la presión de las llantas anda muy baja, la banda de rodamiento se calentará aún más, lo que acortará su vida útil hasta en un 15%. Por eso, conviene revisar la presión con regularidad e, idealmente, usar nitrógeno en las llantas para un mejor funcionamiento ante las altas temperaturas; sobre todo antes de emprender un viaje largo. Además, no hay que olvidar la rotación, balanceo y alineamiento”, añadió Argüello.

 

Sobre el uso de nitrógeno, el experto comentó que este servicio se da en centros de servicios especializados.

Compartir

Buscar Noticias